logo

2004 Memorial Batalla del Ebro
Gandesa

2004 CONCURSO MEMORIAL DE LA BATALLA DEL EBRO /  GANDESA

«Pocos momentos han sido más decisivos en la historia de nuestro país en el siglo XX que aquellos últimos días de julio y primeros de agosto del año 1938 cuando la guerra civil hizo su giro definitivo en una batalla sangrienta.
Los campos de la Señoría de Gandesa fueron un escenario clave de aquel enfrentamiento y por ello es espacio grabado en la memoria colectiva. El Cim de la Mort (Colina de la Muerte) es la montaña desde la cual las trincheras se dibujan con todo dramatismo y desde donde la secuencia de los hechos se hace más patente: desde ese punto los planos militares y las narraciones de los historiadores adquieren una dimensión táctil, material, tangible y precisa.
Honrar la memoria significa fijarla con imágenes. Pero, ¿cuáles? Las imágenes del espacio geográfico pueden ser las representaciones más fuertes, incontestables e intransferibles de lo que allí pasó. El lugar, el paisaje, el espacio irrepetible y único, las trincheras y el cementerio permanente de sufrimientos y esperanzas se merecen ser los protagonistas del Memorial. Por ello se propone actuar sin distraerse con metáforas, imágenes u otros iconos más directos, fáciles y transferibles.
El Memorial es memoria, es decir, está fundado en un momento preciso, acotado y lejano, pero puede al mismo tiempo revivirse en nuestra experiencia y la de generaciones futuras.
Un lugar y un tiempo. Se propone marcar en el territorio las trincheras y puestos de fuego y poner luces que se enciendan unos minutos cada día, todos los días del año. Al atardecer y el amanecer, desde el Cim de la Mort, se divisarán las posiciones de los ejércitos como una secuencia de antorchas que se encenderán en las posiciones de las trincheras de ambos ejércitos. Durante unos breves minutos, traspasando del presente al pasado, se rememorarán los hechos de aquellos días, pasados los cuales el territorio volverá al presente, empapado de la luz naciente o adentrándose en las sombras de la noche. El hecho no volverá a presentarse hasta la próxima penumbra.
El Memorial como exaltación / transfiguración de un lugar sagrado. Se deberá dejar los vehículos al pie del camino y subir hasta el Cim de la Mort a pie. Será el primer acto procesional y por tanto tomará las características de una iniciación. El empedrado será el hecho material y permanente del Memorial.
El Centro de Interpretación, colocado en un punto intermedio puede ser parte de la misma narración. La arquitectura evocará la obra militar en forma de cubo enterrado y punto de vigía, eficaz argumento para minimizar el impacto y guardar la gravedad del entorno». De la memoria del proyecto.

Date: diciembre 03, 2012